Home Noticias Campaña de vacunación: en la última semana se refuerzan las tareas de...


Este 31 de octubre finaliza la Campaña Nacional de Vacunación contra el Sarampión, la Rubéola y la Poliomielitis, por lo cual desde las áreas programáticas se redoblan las tareas para llegar a la mayor cantidad de población objetivo, intensificando las tareas de difusión y promoción.

En el marco de la Campaña Nacional de Vacunación contra el Sarampión, la Rubéola y la Poliomielitis, en Comodoro Rivadavia se realizó este lunes un trabajo de difusión en la zona céntrica con los trabajadores sanitarios, quienes también efectuaron salidas a terreno para vacunar a los niños en sus casas. Desde el Área Programática Sur, la responsable de Patologías Prevalentes y Epidemiología, Verónica Cortes, remarcó la importancia de que todos los niños de 1 a 4 años reciban esta dosis extra de vacunas por la peligrosidad que dichas enfermedades representan para la salud de los más chiquitos, y resaltó que, aún terminada la campaña, las familias podrán -de manera completamente gratuita- completar el calendario de vacunación en cualquier hospital o centro de salud público.

Hasta la semana pasada, más de 20.000 niños de 1 a 4 años de todo Chubut ya habían recibido la dosis extra contra el Sarampión, la Rubéola y la Poliomielitis, en el marco de la campaña nacional que promueve el Ministerio de Salud de la Provincia con el fin de asegurar la inmunización de toda la población objetivo como estrategia preventiva, a fin de mantener la eliminación de estas enfermedades en todo el territorio.

Si bien aún resta alcanzar a parte de la población con esta campaña, Verónica Cortes indicó que se reforzó el trabajo en los últimos días de la campaña, por lo que se espera que durante esta última semana, cuando cierre la misma, haya una gran afluencia de familias a los vacunatorios.

“Estamos invitando a todas las familias que aún no vacunaron a sus chiquitos a que se acerquen a cualquier hospital público, al Hospital Regional, al Hospital Alvear, a los centros de salud municipales y provinciales, para que reciban esta dosis extra contra el Sarampión, la Rubéola y la Poliomielitis”, expresó, y agregó que también “se puso a disposición el Centro Pediátrico del Sur, con o sin obra social”.

Al mismo tiempo recordó que se trata de una dosis adicional del calendario, de modo que “aunque los niños tengan completo su esquema de vacunas, deben colocarse las dosis extras de estas dos vacunas: la doble viral y la sabin”.

Para alcanzar a la mayor cantidad de población posible, Cortes indicó que se estuvo realizando un trabajo muy fuerte con los trabajadores sanitarios “que están haciendo muchas actividades extramuros, y monitoreos rápidos de cobertura en distintos barrios de la ciudad”, puntualizando que esto último consiste en que “el personal de enfermería y trabajadores comunitarios van a los domicilios a vacunar a los chicos”.

De todas maneras señaló que, aún terminada la campaña, siempre pueden dirigirse a los centros de salud, tanto provinciales como municipales, y a los hospitales públicos, y recibir las dosis correspondientes para completar el calendario, o las dosis extras como las que se inoculaban durante esta campaña.

Indicó que, pasada la fecha de la campaña, “las dosis van a seguir estando disponibles en los vacunatorios para que lleven a los chiquitos, pero lo ideal es que lo hagan en esta fecha”.

Dosis extra de vacunación

Si bien el Sarampión, la Rubéola y la Poliomielitis fueron eliminadas de Argentina gracias a las vacunas, aún existen países que no lo han logrado, por lo cual es necesario reforzar y mantener la estrategia preventiva. Con la aplicación de la dosis extra se busca revertir la acumulación en el tiempo de personas susceptibles a contraer estas enfermedades, ya sea porque hay niños que nunca fueron vacunados o porque aquellos que fueron vacunados no tuvieron una respuesta inmune adecuada frente a la vacuna.

Por este motivo, aunque tengan el calendario de vacunación al día, todos los chicos de 1 a 4 años inclusive deben recibir de manera simultánea una dosis extra de doble viral -vacuna inyectable contra el Sarampión y la Rubéola-, y una dosis extra de Sabin, la vacuna de administración oral que protege contra la Poliomielitis.