Home Noticias Destacan los resultados de la vacuna para controlar la Hidatidosis promovida por...


El titular de la cartera sanitaria provincial, José Manuel Corchuelo Blasco, presenció en Puerto Madryn las necropsias de ovinos que se hicieron para corroborar la inmunidad y de las cuales participaron especialmente dos destacados investigadores: el doctor neozelandés David Heath y la doctora argentina Verónica Poggio.

El ministro de Salud de la provincia, José Manuel Corchuelo Blasco, participó en Puerto Madryn de los ensayos que se realizaron recientemente para analizar la inmunidad que confiere al ganado ovino la primera vacuna contra la Hidatidosis que se desarrolló en el país, promovida por Chubut, que según destacó el jefe del Departamento Provincial de Investigación en Salud, Oscar Jensen, permitieron corroborar que “funciona de forma excelente”.

Los ensayos se realizaron en un frigorífico de la ciudad portuaria, donde Corchuelo Blasco concurrió acompañado por los subsecretarios de Gestión Institucional, Ricardo Gioielli; de Programas de Salud, Tristán García; y de Planificación y Capacitación, Judith Jozami.

Las necropsias de ovinos estuvieron a cargo del jefe del Departamento Provincial de Investigación en Salud, Oscar Jensen; la jefa del Departamento Provincial de Zooantroponosis, Mafalda Mossello; el doctor Jorge Iriarte, quien fue el creador del Programa Provincial de Hidatidosis; y dos destacados investigadores que vinieron especialmente a Chubut para participar de los ensayos: el doctor David Heath, del Ag Research de Nueva Zelanda, y la doctora Verónica Poggio, del Centro de Virología Animal (CEVAN) del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET).

Zoonosis histórica en Patagonia

Al respecto, Corchuelo Blasco señaló que “el doctor Oscar Jensen generó por su investigación la idea de una vacuna antihidatídica para que no se reproduzcan los quistes en los ovinos”, y destacó el hecho de que “Chubut continua estudiando el tema” y en esta oportunidad “han venido investigadores extranjeros para ratificar el camino, a ver si logramos que un día la vacuna se pueda producir a nivel mundial y que hayamos sido los chubutenses los hacedores del tema”.

“La hidatidosis es una de las zoonosis que tenemos históricamente aquí en Patagonia, donde hay muchas ovejas”, indicó el titular de la cartera sanitaria provincial, quien a su vez precisó que con esta patología “tienen que ver los perros, los dueños de los campos, las vísceras que se dan como comida y no son controladas, entre otras cosas, que generan complicaciones graves en las personas y a veces las matan”.

Finalización del ensayo

Por su parte, el jefe del Departamento Provincial de Investigación en Salud, Oscar Jensen, manifestó que con este ensayo “estamos finalizando un trabajo iniciado en mayo de 2009, donde probamos la primera vacuna hecha en Argentina para controlar hidatidosis”, y destacó que “estamos encontrando que esta vacuna promovida por la provincia del Chubut, donde se hicieron todos los trabajos de base, funciona de forma excelente”.

“Nosotros tenemos una historia de haber trabajado con vacunas hechas en Nueva Zelanda y Australia, a las que les hicimos todas las pruebas de campo y fueron exitosas. Después conseguimos un laboratorio argentino que se interesó en producir esta vacuna y la probamos, fuimos haciendo distintos ensayos y hoy estamos en la finalización de ese ensayo, que es traer los animales a faena y revisar las vísceras, hígado, pulmón, corazón, vaso, riñones y ver si hay quistes hidatídicos o no”, explicó Jensen.

Alcances del proyecto

El proyecto denominado “Monitoreo de la inmunidad conferida por la vacuna comercial Hidatil EG95 y la vacuna experimental EG95 en rumiantes menores”, es un ensayo dirigido por el Ministerio de Salud del Chubut, a través del Departamento Provincial de Investigación en Salud, que cuenta con el acompañamiento del Departamento Provincial de Zooantroponosis de la cartera sanitaria; la Subsecretaría de Ganadería del Ministerio de Desarrollo Territorial y Sectores Productivos de la provincia; el Centro Regional Patagonia Sur del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA); el Laboratorio Tecnovax S.A. y el CEVAN del CONICET.

El ensayo se inició en mayo de 2009, con la vacunación de 50 corderos de raza Merino Australiano en el establecimiento “La Isla”, ubicado en la Península de Valdés, dentro del departamento Biedma, del productor ovino y veterinario Jorge Alfredo Iriarte.

El objetivo del proyecto es comparar la inmunidad que confiere la vacuna comercial Hidatil EG95, producida en el país por el laboratorio Tecnovax S.A., con respecto a la vacuna experimental EG95 producida en la Universidad de Melbourne de Australia, cuya efectividad fuera establecida en estudios realizados en Nueva Zelanda, Australia y la provincia del Chubut.

El esquema de vacunación consistió en la aplicación de dos dosis con un mes de intervalo, un refuerzo a los 15 meses (465 días) y una cuarta dosis a los 46 meses (1.400 días). Se realizó el desafío con huevos de Echinococcus granulosus en abril de 2013, al día 1.400 del ensayo.

En el mes de marzo de este año, aproximadamente a 2.070 días de iniciado el ensayo, se realizó la necropsia de los 35 animales que llegaron al final del ensayo en un lugar habilitado de la ciudad de Puerto Madryn.